¿Cómo combatir el crimen con Big Data?

Los datos abiertos (open data), información compartida públicamente combinada con los datos de las autoridades locales, servicios sociales e inteligencia acumulada por agentes de policía en el terreno están ayudando a las fuerzas policiales de todo el mundo a detectar focos de dificultades antes de que empiecen, predecir el crimen

Foto: blog.kaspersky.com.mx

Big Data no solo analiza ingente cantidad de datos de cualquier soporte, los procesa de tal forma que sus diferentes combinaciones -que otorgan información altamente específica- posibilitan la toma de acciones eficientes. Es por ello que permitiría potenciar y crear estrategias adecuadas -en base a data nueva y actualizada- para los planes de seguridad pública. 

Shaun Hipgrave, ex policía y ahora Consultor en Seguridad para IBM, dice: “Se trata de utilizar Big Data y el análisis de una manera más inteligente. Simplemente se está facilitando el acceso a información que no se tenía antes”. Este método le permite a la policía ser menos reactiva, dice, y lentamente empieza a revelar los verdaderos focos de líos y personas problemáticas en un vecindario, un conjunto residencial o una calle. 

Cuando se usa el análisis de Big Data se puede ver la relación entre una familia y otra familia con problemas y, de ahí, se puede ver variables como la ausencia escolar, abuso familiar, etc. Eso crea una imagen más completa y holística del problema

¿Es posible predecir el crimen tal y como sucede en una película de ciencia ficción? Pues, en Perú todo parece indicar que sí. 

Hace tres años, a través de un programa de predicción de delitos basado en la analítica de datos (Big Data), Santa Cruz, Ciudad de California (Estados Unidos), logró reducir en 27% los robos a locales públicos y en un 11% los asaltos en el lapso de un año. Un resultado notable que luego se replicó en otras ciudades y países. 

Por su parte en Perú, se espera implementar planes de seguridad ciudadana mejorando y optimizando la interconexión de datos. IBM calcula que 85 millones de dólares moverían el mercado de Big Data en el Perú, teniendo en cuenta tanto el sector privado como público, donde ya comienza a utilizarse. 

Carlos Basombrío, Ministro del Interior del Perú, ha anunciado varias medidas para modernizar la gestión ante la grave inseguridad ciudadana. Entre ellas, el uso de GPS en patrulleros y el aumento -y redistribución- de recursos para mejorar la capacidad de respuesta policial. 

¿Cómo lograrlo? 

Raúl Lara, Country Manager de Teradata, explica que si la información que está disponible en el Perú en materia de seguridad se sistematizara con Big Data, se podrían desarrollar mecanismos de reacción y prevención como la geolocalización de denuncias para un mapa del delito ‘vivo’ que se actualice con estas amenazas en tiempo real. Asimismo, la interconexión de cámaras con comisarías que detecten asaltos o autos robados y el adecuado reposicionamiento de patrulleros, según varíe el delito, podrían ser implementados. 

“Usualmente la lucha contra el crimen ha sido una gestión reactiva. Con Big Data, ha pasado a ser más proactiva y predictiva”, explica Francesco Fontanot, Gerente de IBM Analytics. Todo esto puede lograrse al recopilar toda la cantidad de documentos policiales, denuncias, índices históricos, videos, fotos, datos del GPS, entre otros, en un solo repositorio de datos (Data Warehouse o en la nube (Cloud Computing)). 

“Toda información sirve para ser analizada. Big Data te permite encontrar información que no imaginas hasta que la necesitas, con un sistema que tiene la ‘capacidad de pensar’ como un cerebro”, comenta Luis Torres, Director de Estrategia y Tecnología Analítica de Microsoft. Para lograrlo, uno de nuestros principales desafíos es la digitalización de toda la información mencionada. 

Si bien lo ideal es que en este repositorio se coloque información tanto de comisarías, fiscalía, municipios, privados y el Poder Judicial, los expertos citados afirman que el proceso puede darse por etapas y empezar a trabajar con el material a la mano

Los expertos en tecnología coinciden en que se lograría un mayor alcance e impacto si se comienza empleando Big Data para analizar la información ya disponible -junto a nuevos datos audiovisuales- conforme vayan ingresando a los sistemas de cada entidad. También señalan que es importante conocer las estadísticas de crimen, pero más relevante es la prevención y la predicción. Por ello, se sugiere incluir indicadores de empleo, educación, hogares, que permita identificar a niños y jóvenes en riesgo. 

Asimismo, se hace necesario estandarizar la plataforma tecnológica como cámaras de vigilancia, patrullera o computadoras para que puedan interconectarse con facilidad unas con otras y hacer uso de la Tecnología de Sensores (IoT). 

Otro punto a resaltar es la inversión en dispositivos con software adecuado y toda la arquitectura necesaria como conectividad y ancho de banda. Por ejemplo, para la videovigilancia integrada. Solo así, se podrán convertir en fuentes de información para brindar datos exactos en tiempo real

Si bien es cierto, que la información criminalística es información muy sensible, no hay que descuidar el futuro, y muy probablemente los servidores locales no van a poder soportar el volumen de datos que recibirán, por lo que hay que pensar desde ya en sistemas híbridos (Data Warehouse físico primero) combinados con datos en la nube para los proyecto de Big Data. 

Casos de Éxito

Big Data aplicado para la seguridad pública se ha dado en varias ciudades del mundo con buenos resultados. Los Ángeles (USA) y Manchester (Inglaterra) usaron sus algoritmos para intentar predecir dónde ocurrirían los delitos. En la primera ciudad, las pruebas fueron exitosas -donde los robos se redujeron en 13%- y se aplican hasta hoy. 

En Manchester, por su parte, se observó una caída de los robos de 26%, cuenta la firma Teradata, que participó en estos proyectos. 

Chicago es otro caso llamativo, donde por medio de Big Data se maneja la lista de los criminales más rankeados con datos personales y un ‘score’ en el que los números altos indican que es más probable que reincidan. 

En el caso de Vancouver, también se dieron resultados relevantes. Tras la aplicación de Big Data a nivel policial, se pudo detectar la posibilidad de un crimen en un radio de 150 metros, con nivel de exactitud de entre 60% y 70% en la hora. “Este tipo de resultados se obtiene con la calidad y cantidad de información disponible”, explica Microsoft, que formó parte del sistema. 

Mas cerca, en Sao Paulo (Brasil), hace dos años se puso en marcha el Plan Detecta, un sistema inteligente de monitoreo de crímenes. Una herramienta que, antes desarrollada en Nueva York, detectó 10 mil patrones de crímenes. En tanto, en Río de Janeiro se acortaron los tiempos de respuesta a emergencias en un 30%, como parte de los preparativos del Mundial de Fútbol de 2014. Siempre de la mano de los gobiernos locales, empresas proveedoras del servicio y las entidades relacionadas a la seguridad ciudadana de cada país. 

“Hay casos incluso en los que las cámaras de videovigilancia pueden detectar si los movimientos de una persona pueden ser una amenaza o no”, comenta Fernando Grados, Director Gerente de Dominio Consultores.

No podemos pensar, que Big Data por sí solo va a luchar contra el crimen. Esta tecnología sólo podría ser parte de la solución a nivel logístico y de conocimiento para predecir y elaborar estrategias de inteligencia. En muchas partes, se hace necesario combinar con reformas que permitan tener sistemas integrados que den respuesta a los ciudadanos. 
Compartir Compartir

Sobre el autor Nubia Márquez

Economista y Tecnóloga con Especialización en Aplicaciones E-Business, Tutor Virtual y Bloguera. Apasionada por la Tecnología, las Finanzas y la Educación con énfasis en la Web 2.0. En mis ratos libres me encanta cocinar, viajar, leer y navegar en la Internet.

 
    Comentarios Blogger
    Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario