3 consejos para la correcta migración de datos a la nube

El alojamiento de los datos de su empresa en la nube (Cloud Computing) ofrece un enorme potencial de ahorro, pero sólo si lo hace de la forma correcta. 

Computación en la Nube
Foto: itsupport.com.co

Si su empresa está lista para migrar sus datos a la nube, necesita pensar muy bien acerca de cómo hacerlo de la manera correcta. 

El uso de proveedores de nube pública como huéspedes para grandes volúmenes de datos (Big Data) o datos transaccionales es el verdadero asesino del uso de las nubes públicas. Considerando lo que las empresas gastan en la gestión de datos en estos días, el estimado puede ser tan alto como el 70 por ciento del gasto en TI. El uso de las nubes públicas puede reducir drásticamente los gastos. 

Sin embargo, las empresas a menudo subestiman la cantidad de trabajo necesario para hacer la migración de los datos, así como la cantidad de planificación necesaria antes de hacer el trabajo. Muchos fallan un par de veces antes de tener éxito. Usted no quiere estar en esa situación. Por ellos, aquí le presentamos tres consejos para evitar esa trampa y hacerlo bien: 

En primer lugar, tenga en cuenta el volumen de datos al principio del proceso. No se pueden cargar simplemente terabytes y petabytes en las nubes públicas. Es necesario considerar el envío en unidades físicas al proveedor de la nube para las cargas de datos iniciales. Se trata de un dolor de cabeza enorme y tiene una estrecha coordinación entre el usuario y el proveedor de la nube, por lo que se hace necesario empezar temprano y poner en marcha un plan. 

En segundo lugar, no siempre se debe buscar la misma base de datos en la nube que se tiene en los centros de datos de la empresa. Por ejemplo, si su centro de datos utiliza una base de datos Oracle, eso no significa que usted está obligado a utilizar una base de datos Oracle en la nube. De hecho, la migración a la nube es un buen momento para considerar nuevas bases de datos y nuevos modelos de datos, como SQL y NoSQL. En este punto, también se hace necesario planificar cambios a las aplicaciones conectadas a la base de datos, así como para los cambios en la base de datos operacionales y habilidades de administración. La migración a la nube es un buen momento para hacer estos cambios. 

En tercer lugar, la seguridad y la gobernabilidad son sistémicos en todo: sus datos, aplicaciones, redes y almacenamiento. Es necesario poner la gobernabilidad de los recursos de la nube en su lugar, así como el servicio y los datos de la gobernabilidad. Para la mayoría de las migraciones, la seguridad y la gobernabilidad son la parte más importante del proceso. Pero no se debe simplemente replicar su corriente en las instalaciones de seguridad y gobernabilidad en la nube. En su lugar, se debe aprovechar la migración como una motivación para mejorar ambos. 

En resumen para una correcta migración de datos a la nube, se debe: 
  1. Definir sus datos al principio del proceso; 
  2. Encontrar las bases de datos que mejor se adapten a sus necesidades operativas; y 
  3. Establecer un plan sólido para aprovechar las grandes oportunidades de los datos en la nube pública.
Compartir Compartir

Sobre el autor Nubia Márquez

Economista y Tecnóloga con Especialización en Aplicaciones E-Business, Tutor Virtual y Bloguera. Apasionada por la Tecnología, las Finanzas y la Educación con énfasis en la Web 2.0. En mis ratos libres me encanta cocinar, viajar, leer y navegar en la Internet.

 
    Comentarios Blogger
    Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario