El camino hacia una ciudad inteligente

La población del mundo se espera crezca a 10 mil millones en 2070; y la mayor parte de ese crecimiento será dentro de las ciudades. En algún momento, luce inevitable que este crecimiento desencadene en crisis. La preocupación por esta combinación del costo de los recursos y la incertidumbre en el suministro ha llevado a convertirse en un problema de la sostenibilidad económica y social crítica, no sólo un en medio ambiente a largo plazo, y por tanto, exige cambios en la forma en que las ciudades se comportan

Foto: thinkstockphotos.com

Presentamos cinco pasos previos a la construcción de una Ciudad Inteligente


1. Definir lo que significa una "SmartCity" 

Muchos urbanistas y ciudades han lidiado con la forma de definir lo que podría ser una Ciudad Inteligente o "Smart City", una "Smarter City" o una "Future City". Es importante, a fin de que las ciudades se comprometan a utilizar una definición apropiada, ya que establece el alcance y enfoque de lo que será un complejo viaje colectivo de transformación. 

En su artículo "Los 10 mejores Smart Cities On The Planet", Boyd Cohen de Fast Company define una Ciudad Inteligente de la siguiente manera: 
"Ciudades inteligentes utilizan tecnologías de información y comunicación (TIC) para ser más inteligentes y eficientes en el uso de los recursos, lo que resulta en un ahorro de costes y de energía, entrega un mejor servicio y calidad de vida, y la reducción de la huella de innovación, todo el apoyo del medio ambiente y la baja economía del carbono". 
Como se cita con frecuencia, más de la mitad de la población mundial vive en zonas urbanas. Así que no es de extrañar que tantas personas tienen fuertes puntos de vista sobre lo que debe ser una ciudad más inteligente. 

La creación de una visión más específica es una tarea de cada ciudad y debe ser llevada a cabo por sí misma, teniendo en cuenta su carácter único, sus fortalezas y desafíos. Este proceso por lo general implica un acto de colaboración y creatividad que incluye a todos los actores de la ciudad. 

2. Convocar a actores interesados en crear una visión específica de SmartCity 

Para que una ciudad pueda acordar una visión de Ciudad Inteligente compartida implica reunir a un conjunto inusual de las partes interesadas a un solo lugar: dirigentes políticos, líderes comunitarios, los principales empleadores, proveedores de transporte y de servicios públicos, empresarios y pymes, universidades y grupos de fe, por ejemplo. La tarea de estos actores es acordar una visión que es convincente, inclusive; y lo suficientemente específica para impulsar la creación de una hoja de ruta de los proyectos e iniciativas individuales para encaminar a la ciudad hacia adelante. 

3. Rellenar una hoja de ruta que puede ofrecer la visión 

Con el fin de cumplir con la visión de una ciudad más inteligente, se necesita una hoja de ruta de los proyectos e iniciativas específicas a corto, mediano y largo plazo, incluyendo entonces los principios de "victorias rápidas" y programas estratégicos de mayor duración. 

Los proyectos e iniciativas toman muchas formas; y puede ser útil para concentrar el esfuerzo inicial sobre los que son más simple de ejecutar, ya que por lo general son de la competencia de una sola organización; o porque se basan en iniciativas entre organizaciones dentro de las ciudades que ya están en marcha. 

Entre las iniciativas y los factores que afectan la viabilidad y oportunidad de una SmartCity, se detallan: 
  • Transformaciones estratégicas a través de los sistemas de la ciudad. 
  • Optimización de las infraestructuras individuales, tales como la energía, el agua, los servicios de recolección de basura y el transporte. 
  • La aplicación de enfoques "más inteligentes" a los ambientes "micro-ciudad", tales como parques industriales, centros de transporte, campus universitarios o complejos de ocio. 
  • La explotación de las plataformas tecnológicas que surgen de la transformación de los servicios compartidos en el sector público. 
  • Apoyar al movimiento de datos abiertos (Open Data)

Una hoja de ruta que comprenda estos aspectos, y coordinada por un grupo de actores entre ciudades, pueden formar un programa de gran alcance para lograr más ciudades inteligentes. 

4. Colocar el financiamiento en su lugar 

El financiamiento es un factor crucial en la evaluación y viabilidad de dichos proyectos y actividades. Entre las posibles fuentes de financiamiento, tenemos: 
  • Solicitar becas de investigación para apoyar nuevas ideas de SmartCities
  • Explotar el potencial de intercambio de información de las plataformas de servicios existentes compartidas entre Instituciones. 
  • Encontrar y apoyar innovaciones locales ocultas. Explorar el potencial de ahorro de costes de las tecnologías más inteligentes. 
  • Considerar si algunas iniciativas SmartCity podrían ser patrocinadas. 
  • Acercarse a fondos de inversión éticos, bancos de valores y loterías nacionales a fin de solicitar apoyo. 
  • Crear nuevos mercados. 
  • Utilizar la ayuda estatal legítima. 
  • Abrirse a las iniciativas de datos abiertos (Open Data).
  • Animar las iniciativas de Hackathon en la ciudad. 

5. Pensar más allá del futuro: cómo hacer un proceso auto-sostenido "más inteligente" 

Una vez que una ciudad se ha convertido en "Smart", comienza el camino. Una ciudad realmente inteligente es aquella que ha puesto en marcha infraestructuras blandas y duras que se pueden utilizar en un continuo proceso de reinvención y creatividad. Una SmartCity debe dar paso a las nuevas plataformas tecnológicas puestas en marcha para apoyar iniciativas siempre abiertas a las comunidades y los empresarios, y debe estar presta a innovar constantemente en su propio contexto local. 

Cuando funciona bien, el resultado es la creación continua de nuevos productos, servicios o incluso mercados que permiten a los residentes de la ciudad y visitantes tomar decisiones todos los días que refuerzan los valores y las sinergias locales. 
El resultado es una ciudad más habitable y sobretodo deseable por sus ciudadanos y visitantes.
Compartir Compartir

Sobre el autor Nubia Márquez

Economista y Tecnóloga con Especialización en Aplicaciones E-Business, Tutor Virtual y Bloguera. Apasionada por la Tecnología, las Finanzas y la Educación con énfasis en la Web 2.0. En mis ratos libres me encanta cocinar, viajar, leer y navegar en la Internet.

 
    Comentarios Blogger
    Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario