¿Por qué las ciudades amigables con las bicicletas son Smart Cities?

La bicicleta se presenta como solución de movilidad para las ciudades inteligentes. Una iniciativa que apareció en EEUU, se ha trasladado a toda Europa y parece animar cada vez más a ciudades en todo el mundo. 

Foto: wnyc.org

Montar bicicleta como una alternativa seria a los vehículos


Con el aumento de la urbanización, nuestras ciudades necesitan soluciones modernas de movilidad y la bicicleta demuestra una y otra vez que puede ofrecerlas. Además, la inversión en infraestructura es muy baja y los beneficios son enormes.

Según la consultora Copenhagenize Design Company, con sede en Dinamarca, y que publica el Ranking Mundial de Ciudades más Amigables con las Bicicletas, nos dice que por cada kilómetro completado en ciclovía, la sociedad goza de un beneficio neto de 23 centavos de dólar, mientras que por cada kilómetro recorrido en vehículo, sufre una pérdida neta de 16 centavos.

Con cada edición, el Índice de Copenhagenize evoluciona. En 2011 clasificaron 80 ciudades globales; en 2013 se clasificó a 150. Para 2015, se han considerado las ciudades metropolitanas con una población regional de más de 600 mil habitantes clasificando así a 122 ciudades bajo las siguientes 13 categorías: 
  1. Apoyo 
  2. Cultura de Bicicletas 
  3. Facilidades para las bicicletas 
  4. Infraestructura para bicicletas 
  5. Sistemas públicos de arriendo de bicicletas 
  6. Género: Porcentaje de ciclistas que son mujeres u hombres. 
  7. Cuota Modal para Bicicletas 
  8. Cuota Modal para Bicicletas desde 2006 
  9. Percepción de Seguridad 
  10. Política 
  11. Aceptación Social 
  12. Urbanismo 
  13. Tráfico Calmado 
Según la metodología, cada una de estas categorías se evalúa para cada ciudad con una puntuación que va de 0 a 4 y cuando se observan iniciativas o esfuerzos especiales en una ciudad, pueden recibir puntos adicionales.

Aunque desde 2011, fecha en que se creó el índice, la situación no ha variado mucho, sorprende que las ciudades de Europa han desplazado a las americanas del índice, sólo ubicándose Minneapolis (EE.UU) y Montreal (Canadá) dentro del Top 20, en las posiciones 18 y 20 respectivamente.

Foto: copenhagenize.eu

Al igual que con los dos índices anteriores (2011 y 2013), este año ofrece algunas sorpresas. Copenhague y Amsterdam siguen dominando el índice. Buenos Aires entra en la competencia y saca las uñas por el continente sudamericano, a costa de Río de Janeiro, que parece haber perdido el interés. Europa sigue teniendo una fuerte presencia, aunque Alemania está aflojando - Berlín cae, Munich se desliza fuera de la lista por completo, y Hamburgo está colgando de un hilo. Asia sigue relajada, y no en el buen sentido, con Tokio y Nagoya saliendo de la lista. Montreal se aferra desesperadamente al puesto 20 y ahora tiene como competencia en América del Norte a Minneapolis, que hace su debut en el índice.

Se pueden ver otras ciudades estadounidenses que luchan en su camino hacia el norte. Sin embargo, no es que las ciudades en los EE.UU. y Canadá no van por el camino de usar bicicletas. En la actualidad, hay varios proyectos en curso entre los que destacan: 
  • Programa de bicicletas compartidas: La empresa Alta Bike Share con sede en Portland-Oregón, que ya opera programas de bicicletas compartidas en Washington, DC, Chattanooga y Boston lanzará redes similares en Seattle, Portland, la Ciudad de Nueva York, San Francisco, Chicago y Vancouver, BC, el próximo año. Asimismo, la Ciudad de Nueva York lanzó su propio programa de bicicletas compartidas denominado NYC’s Bike Share en el Día de los Caídos (Memorial Day) con 6.000 bicicletas y 330 estaciones; los usuarios pueden obtener una membresía anual de $ 95 o pagar $ 9.95 por día o $ 25 por semana. También pueden descargar una aplicación para sus teléfonos inteligentes para encontrar estaciones y comprobar la disponibilidad de bicicletas. 
  • Portland, con su política de “calles completas” de Maine: A principios de este año Portland era una de las cinco comunidades de Estados Unidos que recibía ayuda federal para establecer un programa de bicicletas compartidas. La ciudad está creando una red de caminos vecinales (calles secundarias con signos de moderación del tráfico, medianas y otras obras de infraestructura diseñada para crear más seguras rutas, más agradable para los ciclistas y peatones). 
  • La licitación para ser la capital de la bici a la escuela: Cuando el dueño de una tienda de bicicletas en el noreste de Ohio se enteró que los niños de la localidad de las escuelas secundaria protestaban por los altos precios del gas para sus motocicletas con las que iban a la escuela, vio una oportunidad para animarles a andar en bicicleta como medio regular de transporte. Así que a Scott Cowan, el propietario de Century Cycles, puso en marcha el Century Cycles Challenge, enfrentando a tres comunidades locales contra la otra para ser la Capital que usa bicicleta para ir la escuela. 
  • Berkeley refuerza su plan de moto: El alcalde Tom Bates de Berkeley (California) dirige un movimiento para actualizar el plan de uso de bicicletas de la ciudad por primera vez desde el año 2000 en un intento de hacer que su ciudad sea las más amigable con las bicicletas (bike-friendly) del país. Más de 5.000 personas viajan a través de la ciudad cada día, lo que la convierte en la cuarta ciudad más popular para los desplazamientos en bicicleta en el país. ¿En la agenda? La construcción de nuevos carriles o ciclovías y la conexión de los nuevos y existentes a destinos comerciales. 
  • Los fundadores Siva Cycle con sede en San Francisco: van a dirigir una campaña para recoger dinero denominada Kickstarter que consiste en llevar el accesorio para bicicletas que crearon al mercado. Según explicaron, The Atom carga dispositivos alimentados por USB -un teléfono, un iPod, etc.- con ayuda de la energía que genera el ciclista. Cuanto más monta la bicicleta, más energía generará y cargará más dispositivos. 
Como ya hemos señalado, el diseño de las ciudades inteligente pasa por involucrar al ciudadano en sus decisiones de infraestructura, prestación de servicios, etc. Las ciudades amigables con las bicicletas ofrecen una gran oportunidad a los gobiernos locales para ahorrar mucho dinero, disminuir las emisiones de CO2 y la contaminación acústica, descongestionar las calles y ofrecer un estilo de vida más saludable a sus ciudadanos gracias a lo saludable, divertida y eficiente de la actividad.
Compartir Compartir

Sobre el autor Nubia Márquez

Economista y Tecnóloga con Especialización en Aplicaciones E-Business, Tutor Virtual y Bloguera. Apasionada por la Tecnología, las Finanzas y la Educación con énfasis en la Web 2.0. En mis ratos libres me encanta cocinar, viajar, leer y navegar en la Internet.

 
    Comentarios Blogger
    Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario