Botes de basura y bancos inteligentes

Debido a que el 80% de la población mundial residirá en ciudades para el año 2050, la eficiencia es la clave. La tecnología inteligente de la ciudad se debe utilizar para mejorar la eficiencia y reducir el consumo de recursos

El diseño de las "ciudades inteligentes" no sólo es de información y eficiencia. Una de las medidas clave de éxito para un espacio urbano es lo bien que el medio ambiente fomenta la conexión humana, el capital social. Por lo tanto, la creación de una ciudad inteligente requiere mucho más que la simple colocación de sensores en cualquier lugar que puedan encajar. Se requiere repensar por completo en el papel de los entornos urbanos. Incluso más de cómo estos ambientes se ven y funcionan, ¿cómo van a interactuar con la gente? y ¿Cómo la gente interactuará con ellos?.

BigBelly, pionera en soluciones de gestión de residuos inteligentes hace que los botes de basura cuenten con sensores y un compactador que permiten a la ciudad conocer cuando se llena un cubo de basura. Además, la papelera funciona con energía solar. Como resultado, los recolectores de basura ahorran tiempo yendo sólo por los botes llenos. 

Foto: geog.ucsb.edu

Esta tecnología le ahorrará dinero a los contribuyentes, introduce el reciclaje en las aceras y mantiene las calles limpias. Este es un paso importante hacia el logro de los objetivos de sostenibilidad de una ciudad. En la actualidad, Filadelfia cuenta con más de 1.000 estaciones de BigBelly instalados. 

Cada vez que un bote de basura se vacía, se incurre en costos de mano de obra, costos de combustible y desgaste y desgarre de los vehículos –sin contar las tareas de limpieza producto de los desbordamientos de basura que utilizan gran cantidad de capital. 

En conjunto, los gastos de recaudación asociados a cada receptáculo en una zona del centro pueden exceder los $ 2,000. Pero las ciudades de todo el mundo están recortando la frecuencia de recogida y la reducción de la basura con el Sistema inteligente de residuos y reciclaje BigBelly

Mediante la combinación del aumento de la capacidad de recolección, debido a la compactación, la implementación de un programa de reciclaje en los espacios públicos que realmente funcione, el uso de datos en tiempo real y el análisis de los datos que permitan conducir a la planificación operativa y a la asignación eficiente de los recursos. Las ciudades y organizaciones locales estarán ahorrando dinero, reduciendo la huella de carbono y haciendo de sus espacios públicos lugares más atractivos para los ciudadanos, las empresas y los visitantes. 

Soofa, una startup con sede en Cambridge, Massachusetts, está trabajando para crear ciudades sociales, sostenibles e inteligentes reinventando el mobiliario urbano que antes no era muy querido. Su primer producto es el banco Soofa, es un banco de carga con energía solar con capacidades de detección del medio ambiente, incluyendo la temperatura, humedad, calidad del aire (polvo, N02, CO), la radiación, el nivel de ruido y luminosidad. Estos "mobiliario para la ciudad del futuro" reúnen datos sobre las condiciones ambientales y cómo la gente usa sus ciudades. Los datos resultantes son abiertos y ayudarán tanto a funcionarios de la ciudad como a residentes, arquitectos, desarrolladores, y un sinnúmero de otros grupos de forma de lograr una ciudad más eficiente y agradable a través de la optimización y un diseño urbano más inteligente. 

Foto: soofa.co

Un ejemplo de cómo los datos pueden ser utilizados por el público en general es saber en tiempo real la programación de los eventos populares, así como cuando la temperatura y la calidad del aire son la mejor para ir a correr. Estos datos abiertos también podrían dar ideas para satisfacer las necesidades individuales. Datos en tiempo real pueden ayudar a grupos dispares a seleccionar en base a sus preferencias, grupo demográfico qué espacios urbanos se adaptan mejor. 

En un nivel más macro, las agencias gubernamentales pueden utilizar los datos para mejorar la planificación de mejoras de la ciudad y los gastos de capital, mediante la adición de datos en tiempo real a los conjuntos de datos existentes. 

Los bancos Soofa tienen un "cerebro" sensorial que recoge y comparte datos a través de redes celulares, además de proporcionar un lugar conveniente para que los ciudadanos carguen sus dispositivos móviles. Hasta el momento, la empresa ha incorporado los bancos Soofa en el área de Boston, Boulder, Colorado, Parques estatales de California, Los Ángeles y Miami y planean instalar más bancos en todo el sur de la Florida a finales de año con el apoyo de la Universidad de Miami, pero más personalizado, con un color y tamaño particular. 

La segunda versión del banco de Soofa está conectado a la Internet. Se puede recoger información sensorial y cargar los datos en la nube. Con las versiones 3 y 4, se está trabajando en diferentes formas, más pequeños y con sensores de bajo consumo. 

BigBelly y Soofa comparten la visión de reinventar el papel de los objetos tradicionales a través de intervenciones de bajo costo. Pero los botes de basura y bancos inteligentes son sólo el comienzo. Con el fin de diseñar eficientemente para el futuro, se tiene que dar respuesta a lo que los datos dicen, analizar todos los datos y obtener información veraz es un gran reto. Para hacerlo con eficacia se requiere repensar cómo el diseño y la tecnología se cruzan, sobre todo en ambientes al aire libre. 

Las perspectivas para las ciudades inteligentes y conectadas del futuro son brillantes; sin embargo, el diseño de estas nuevas ciudades dependerá de cómo integrar la tecnología y las personas. La comunidad de diseño tiene que desempeñar un papel integral y debe ser un líder en la reducción de la brecha entre lo físico y lo digital, en hacer más ciudades inteligentes, sociales y sostenibles en el futuro.
Compartir Compartir

Sobre el autor Nubia Márquez

Economista y Tecnóloga con Especialización en Aplicaciones E-Business, Tutor Virtual y Bloguera. Apasionada por la Tecnología, las Finanzas y la Educación con énfasis en la Web 2.0. En mis ratos libres me encanta cocinar, viajar, leer y navegar en la Internet.

 
    Comentarios Blogger
    Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario