Google construirá un campus para la Internet de las Cosas

Google está ayudando a la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburgh a convertirse en un campo de soluciones de pruebas para la Internet de las Cosas (IoT), transformándose así en un laboratorio viviente para probar cómo los sensores conectados a Internet, gadgets, y edificios podrían cambiar nuestra vida cotidiana, a través de una donación de US $ 500.000 y el acceso a tecnologías inéditas de Google IoT.

Foto: businessinsider.com

El plan es equipar de muchos de los artículos cotidianos al campus, que van desde cafeteras hasta las paradas de autobús, con sensores inalámbricos para recopilar datos y proporcionar características reaccionaria y crear una plataforma llama Glotto, un sistema interoperable y seguro que proteja la privacidad personal en un entorno lleno de sensores. Los funcionarios de la universidad y de la ciudad esperan que las tecnologías desplegadas en el Carnegie Mellon eventualmente sean utilizadas en toda la ciudad. 

Uno de los objetivos principales del proyecto es crear una plataforma que resuelve el problema de la interoperabilidad al permitir que todos los dispositivos IoT con los que está equipado el campus puedan comunicarse entre sí. Por ejemplo, un despertador conectado a Internet podía hablar con una máquina de café conectada igualmente a Internet para contarle cuando alguien estará listo para tomar un café.

La coalición de Google y la Universidad Carnegie Mellon, involucra también a la Universidad de Cornell, la Universidad de Stanford y la Universidad de Illinois. El campus de Carnegie Mellon actuará como el principal campo de pruebas, pero las otras universidades abordarán temas relacionados con la privacidad y la seguridad, los sistemas y protocolos, y la interacción humano-computadora. Uno de los objetivos iniciales de Carnegie Mellon incluye la demostración de "asistentes de privacidad personalizados" destinados a ayudar a los usuarios a controlar el acceso a sus datos personales. Una meta separada implica el desarrollo de un appstore IoT que permite a ambos miembros del campus y a la comunidad de investigación crear y compartir aplicaciones de la IoT.

La actual falta de interoperabilidad entre los dispositivos es un problema que representa 8.000.000 millones dólares, según McKinsey. Un estudio reciente de McKinsey sobre previsiones económicas de valor añadido de la IoT, establece que si el problema de la interoperabilidad de la Internet de las Cosas se resuelve, el IoT añadiría 11 billones de dólares en 2020 a la economía global a través de una mayor eficiencia, como el ahorro en costos de energía y mejoras en la infraestructura. Por el contrario, si no se resuelve, McKinsey estima que el valor económico de la IoT será sólo de $ 3 billones.
Compartir Compartir

Sobre el autor Nubia Márquez

Economista y Tecnóloga con Especialización en Aplicaciones E-Business, Tutor Virtual y Bloguera. Apasionada por la Tecnología, las Finanzas y la Educación con énfasis en la Web 2.0. En mis ratos libres me encanta cocinar, viajar, leer y navegar en la Internet.

 
    Comentarios Blogger
    Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario