Internet y las cuatro fuentes de generación de los datos

Los grandes volúmenes de datos (Big Data) que cada día se generan en la Internet responden a varias fuentes de generación de los datos. Cisco identifica como fuentes las Cosas, las Personas, los Datos y los Procesos. Por otra parte y en general, se habla del Internet de Contenido, de las Personas, de las Cosas y de los Lugares

Internet y 4 fuentes generación datos
Foto: Elaboración propia 

Para Cisco, los cuatro pilares de la llamada Internet de Todo (Internet of EveryThing - IoE) son las cosas, los datos, las personas y los procesos

La idea de conectar las cosas no es nueva. De hecho, el Internet de las Cosas (IoT) es un término que ha sido ampliamente aceptada desde finales de 1990. Las cosas son objetos físicos que están conectados a Internet y entre sí. Estos dispositivos están recogiendo cada día más datos, llegando a ser consciente del contexto, y proporcionando información más vivencial para ayudar a las personas y las máquinas. La IoT se refiere a la red de objetos físicos accesibles a través de Internet. Estos objetos contienen tecnología integrada para interactuar con los servidores internos y el ambiente externo y son compatible con la red, y pueden comunicarse a través de una plataforma de red segura, fiable y disponible. 

Los datos representan la información generada por las personas y las cosas. Estos datos, cuando se combinan con la analítica, ofrecen información útil a las personas y las máquinas. Se toman mejores decisiones y se logran mejores resultados. Big Data se refiere a la gran cantidad de datos generados cada hora por miles de millones de dispositivos conectados. Los grandes datos requieren nuevos productos y técnicas para gestionar, almacenar y analizar la misma. Parte de la solución al problema de Big Data es la virtualización y la computación en nube. Big Data refiere a la manera en que las organizaciones recogen y analizan grandes reservas de datos para ideas que pueden ayudar a identificar tendencias, predecir el comportamiento, y la autonomía de los tomadores de decisiones. 

Hoy en día, la mayoría de las personas se conectan socialmente a través de sus dispositivos habilitados para Internet. Cada día nos conectamos de nuevas formas, dispositivos portátiles y la ropa ya están cambiando la forma en que nos conectamos. Personas conectadas hacen transformaciones de comportamiento basado en su acceso a la información. Al mismo tiempo, su cambio de comportamiento afecta a la información que se genera. Esto se conoce como un bucle de retroalimentación. Las organizaciones utilizan los datos generados por las personas conectadas para perfeccionar y orientar sus estrategias de marketing. 

Para que la IoE pueda funcionar, todos los dispositivos que forman parte de esta solución deben estar conectados entre sí para que puedan comunicarse. Hay dos maneras en que los dispositivos se pueden conectar; ya sea por cable o de forma inalámbrica. Los dispositivos que no están conectados a la red tradicionalmente requieren sensores, RFID y controladores. Los procesos se producen entre todos los otros pilares de la IoE. Con los procesos correctos, las conexiones se hacen más valiosas. Estas conexiones proporcionan la información correcta, entregando a la persona adecuada, en el momento adecuado y de la manera más pertinente. Finalmente, los procesos se producen entre las personas, las cosas y los datos. Hoy en día, la IoE les reúne a todos mediante la combinación de Máquina a Máquina (M2M), Máquina a Persona (M2P), y las conexiones Persona a Persona (P2P). 

En un enfoque más general, hablamos del Internet de Contenido, de las Personas, de las Cosas y de los Lugares

El Big Data está permitiendo que el ser humano se digitalice, que a través de los datos que generamos se puedan desarrollar modelos predictivos de comportamiento, convirtiéndolo en un modelo de construcción matemática que otros puedan estudiar para tomar decisiones. El Internet de Contenido conocido como Big Data, lo conforman todos los datos que se están almacenando en cada instante y en todo tipo de formatos, representa el contenido clásico que se maneja en la red como Google y Wikipedia. 

El Internet de las Personas hace referencia al Internet Social, todo tipo de eventos sociales que generan datos en su mayoría cuando usamos los Medios Sociales como mensajes de Twitter y Facebook, fotos en Instagram, vídeos en Snapchat. Éste año el evento deportivo Super Bowl alcanzó un récord de 28.4 millones de publicaciones en Twitter, entre comentarios, fotos o videos publicados. Una cifra que bajo el concepto de Big Data, implica una fuente poderosa de información para las preferencias de los consumidores de todo el mundo. 

Otro concepto del que se ha hablado mucho en los últimos años, es el Internet de las Cosas, que se perfila como una auténtica revolución en la manera de relacionarnos con el entorno, a través de la conexión de objetos cotidianos a la Internet, capaces de comunicarse con dispositivos como teléfonos inteligentes, lo que contribuirá a mejorar la calidad de vida de las personas, especialmente de aquellas con discapacidad, por medio de la integración laboral, facilitando su movilidad y autonomía mediante el uso de tareas guiadas. Hoy en día existen muchos dispositivos conectados a la Red (Cloud Computing) como refrigeradores, secadoras, sistemas de iluminación, microondas, aparatos capaces de generar ingentes cantidades de datos con información relevante que plantean ventajas económicas y de bienestar social, así como riesgos a la privacidad personal. La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), estima cerca de 50.000 millones de aparatos conectados para 2.020. 

Por último, pero no menos importante, está la Internet de los Lugares, este concepto parte del principio que los contenidos disponibles en Internet tiene una dimensión espacial y va asociado a la Mobilidad (Mobility), y al uso de herramientas que utilizan el concepto de “ubicación” como Google Maps, Google Earth o dispositivos móviles con sensores GPS, almacenando y reportando la ubicación física, generando grandes masas de datos que permiten saber dónde estás, qué estás haciendo. 

La disponibilidad de los datos, que los objetos pueden comunicarse entre sí, tienen la capacidad de cambiar cómo y dónde se toman las decisiones, quién toma las decisiones, y los procesos que los individuos y las empresas utilizan para tomar esas decisiones. La Internet y las cuatro fuentes de generación de los datos, no se trata de esas cuatro dimensiones aisladas. Cada una amplifica las capacidades de las otras tres, pero justo en la intersección de todos estos elementos es que se realiza el verdadero poder de la Internet de Todo.
Compartir Compartir

Sobre el autor Nubia Márquez

Economista y Tecnóloga con Especialización en Aplicaciones E-Business, Tutor Virtual y Bloguera. Apasionada por la Tecnología, las Finanzas y la Educación con énfasis en la Web 2.0. En mis ratos libres me encanta cocinar, viajar, leer y navegar en la Internet.

 
    Comentarios Blogger
    Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario